“La ciudad de las sombras”, de Victoria Álvarez.

Hay un par de cosas que saltan rápidamente a la vista si echáis una ojeada a lo que publico en este blog, dentro de lo que son las reseñas y la literatura, y es que no hay mucho de autor/a español/a, y que en los últimos tiempos la literatura juvenil me tiene seriamente decepcionada. Respecto a lo primero, la culpa es enteramente mía. Al igual que me puse concienzudamente a leer a autoras, haciendo ese esfuerzo consciente, algo similar debería hacer con todo el talento nacional que tenemos dentro de la literatura de género en España. Porque lo hay, a raudales. Y aunque este año, gracias a las editoriales Cerbero y Nocturna, además de la ración anual de Festival Celsius, he leído a escritoras y escritores españoles, aún me queda un largo camino por recorrer.

En cuanto a mi desencanto con la literatura juvenil, mi teoría radica en que no es que no haya historias dentro del paraguas del juvenil que merezcan la pena, sino que el mercado editorial prefiere vender la misma historia una y otra vez. Repetir la fórmula de éxito hasta que acabemos todos con un empacho generalizado. Ah, y si ha sido un éxito de ventas en EEUU, puntos extra.

Resultado de imagen de fantasy young adult books

Y aquí es donde llega una de mis últimas salvaciones, que me permite redimirme de lo primero y no perder la fe en el género, todo en uno. Aquí llegó Victoria Álvarez, con fanfarrias y en caballo blanco. Como comentario previo, y para que entendáis por qué digo lo que digo, tened en mente que yo solo me había leído un libro suyo previamente, “Hojas de dedalera”. El primero que publicó. Ahora, al lío.

En 1923, Helena Lennox tiene diecisiete años y un único deseo: sustituir las calles de Londres por una vida de aventuras y excavaciones en tierras lejanas. En consecuencia, cuando sus padres se marchan a la India para investigar la desaparición de unos arqueólogos, ella decide acompañarlos… unos días después y a escondidas.
Son muchas las leyendas que circulan en torno a la ciudad fantasma de Bhangarh, pero Helena nunca ha creído en las supersticiones. No obstante, el príncipe Arshad de Jaipur (sí, ese que odia a los ingleses) le insiste en que se equivoca: Bhangarh está maldita y al anochecer, cuando el palacio real se tiñe de oscuridad, todo el que se adentra en sus muros desaparece sin dejar rastro.
En su recorrido por la exótica India de los años veinte, Helena se ve envuelta en una investigación en la que solo una verdad parece salir constantemente a la luz: nadie regresa de la ciudad de las sombras.

Me vais a tener que perdonar, pero aún sigo extasiada con este libro. Cuando eres una lectora avezada, como quiero creer que lo soy yo, empiezas a ver lo que es el esqueleto de las historias, y cómo se ha ido hilando la trama para crear el entramado final que es el producto que tienes entre las manos. Y creedme cuando os digo que no recuerdo haber leído nunca una historia tan bien estructurada, donde no sobra absolutamente nada. Nada. Todo tiene un sentido y una función. El único adjetivo que se me viene a la cabeza para hacerle justicia a este trabajo de ingeniería es el de “limpio”. Pulcro, extremadamente bien cuidado, primoroso, hecho con mimo. Podría seguir con la lista de sinónimos. El trabajo de una persona perfeccionista, eso salta a la vista. Un auténtico gustazo de leer. Y tengo que reconoceros que mi sorpresa fue mayúscula, puesto que mi vara de medir, lo único con lo que podía comparar a esta historia, su primer libro, “Hojas de dedalera”, es diametralmente opuesto. No es que sea un mal libro, pero es caótico y palidece en comparación con “La ciudad de las sombras”. En él prima la descripción descontrolada sobre el orden lógico de la trama y la voz de los personajes. Y no me oiréis quejarme de las descripciones extensas o de los párrafos que, aun sin aportar nada a la trama, son estéticamente preciosos. Así que sí, se habla mucho de la evolución de los personajes en las historias, pero me gustaría romper una lanza por el crecimiento de los escritores a medida que escriben y publican nuevos libros.

Situada en la India de principios del siglo pasado, esta historia de aventuras te catapulta de lleno en la sociedad, tanto inglesa como india, de la época. La rebelde y cabezota Helena Lennox (pero con una cantidad ingente de recursos a la hora de solventar problemas) decide, sin darle excesivas vueltas, lanzarse en persecución de sus padres, que han embarcado rumbo a este exótico país con el objetivo de resolver dos misterios en uno: la desaparición de dos arqueólogos en una ciudad abandonada, de la que se dice contiene tesoros largamente olvidados. Ah, y que está maldita. Durante sus peripecias, Helena chocará de frente con un tal Arshad Singh, príncipe de Jaipur, al que la mera mención de los ingleses le provoca una indigestión que le dura semanas. ¿Se huele un shippeo? Se huele un shippeo. ¿Tenemos el OTP del año? Tenemos el OTP del año. *cof cof* Harshad *cof cof*.

Arshad y Helena
Arshad y Helena, muy cucos ellos. Ilustración de Lehanan Aida.

Para no boicotearos la trama más de lo necesario, os diré que este libro tiene todos los elementos que caracterizan a una buena historia de aventuras. Un ritmo trepidante, personajes que te gustaría adoptar y/o estrangular, misterio, giros argumentales que te sacarán algún gritito de sorpresa, y una ambientación que casi, casi consigue que saborees las especias con las que tanto afán cocinan en la India. Ah, y esto me lleva a comentar (brevemente) la admirable y extensa labor de documentación que se atisba entre todos esos nombres de comidas y especias indias. De los mitos y el sistema de castas. De las localizaciones y las costumbres. Es realmente un placer leer un libro tan redondo.

Personajes La ciudad de las sombras
Ilustraciones varias de los personajes, de Lehanan Aida.

Hasta que pueda echarle la zarpa a la segunda parte de esta trilogía (“El príncipe de los prodigios”, también de la editorial Nocturna), me encontraréis sentada, con cara de pánfila, soñando despierta con comida india, y unos ojos verdes enmarcados por unos rizos oscuros.

¡Feliz Navidad!

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Reseñas y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s