Trilogía de “La maldición del ganador”, de Marie Rutkoski.

Antes de empezar a daros la matraca, quiero daros un poco de información sobre mi persona, para los nuevos: aunque trato de leer lo más variado que puedo y hago esfuerzos conscientes para equilibrar la balanza entre escritores y escritoras, hay ciertos géneros y autorxs que me tiran más que otros. Un vistazo a mis reseñas o a Goodreads deja claro que la fantasía se lleva la palma; como deja ver también que a lo largo de los años he leído mucha fantasía juvenil. Mucha.

No me considero una experta en el tema, aunque sí puedo decir que he acumulado la experiencia suficiente como para ver los patrones; y aunque escribí una entrada hablando de esto, en mi blog no abundan las reseñas de este tipo de libros. ¿Cuál es la razón, entonces, que me lleva a leer tanto de este género pero a reseñarlo tan poco? Amigos míos, si lo hiciera, estaríais leyendo la misma entrada veinte veces. Tal cual. La mayoría de la YA de fantasía actual es un calco, copia de la copia. Las tramas, los personajes y los motivos que los mueven, los finales, y los errores. Sí, los errores. Todos ellos meten la gamba en los mismos sitios. Así que me dije, para qué hablar una y otra vez de lo mismo, que si ya de por sí me repito más que el ajo, qué necesidad tengo de añadir este tipo de estrés a mi vida.

Resultado de imagen de way too much gif

(Pero en el fondo sí que lo quiero).

Ahora bien, la siguiente pregunta sería (seguidme el hilo de pensamiento aquí), para qué puñetas leo tanta fantasía juvenil si, aparentemente, es toda igual. ¿No tendré otras cosas que hacer o leer con ese tiempo? Touché, queridos, toda la razón. Pero como la esperanza es lo último que se pierde, yo sigo insistiendo, esperando encontrar algún día un libro que me sorprenda. Este género fue mi trampolín literario, no puedo abandonarlo así como así. En fin, manos a la obra con esta reseña.

Al ser la hija del general de un gran imperio que se deleita en la guerra y en la esclavitud de los vencidos, Kestrel solo tiene dos opciones: unirse al ejército o casarse. Pero ella tiene otros planes. Sin embargo, todo su mundo da un giro radical cuando la chica encuentra su alma gemela en un esclavo cuyos ojos parecen desafiar al mundo entero y, siguiendo su instinto, termina comprándolo por una cantidad ridícula de dinero. Pero el joven guarda un secreto, y Kestrel aprende rápidamente que el precio que ha pagado por otro ser humano es mucho más alto de lo que podría haber imaginado. Que ganar aquello que quieres puede costar todo lo que amas. Ambientado en un mundo imaginario, La maldición del ganador es una historia de conspiraciones letales en la que todo está en juego y es el propio azar el que determinará si sigues a tu cabeza o pierdes tu corazón.

(Vaya sinopsis se han marcado estos, también).
Resultado de imagen de la maldición del ganador trilogía

Las portadas tampoco tienen sentido, considerando que el arma estrella es una daga.

La única razón por la que quiero hacer un comentario de esta trilogía es porque me ha dejado ojiplática, y no en el buen sentido. Para empezar, me resulta inverosímil cómo no hay ningún tipo de concordancia en cuanto a calidad de la trama entre los tres tomos. Ninguna, no la busquéis. El primer libro es un meh muy grande, el segundo te incita al harakiri y el tercero es pasable, casi bueno. Da la sensación de que la autora empezó la saga como se empieza cualquier otra saga de YA fantástica, luego intentó encauzar su historia a terrenos menos clicherosos y le salió el tiro por la culata, y en el tercero parece que consiguió acercarse a su objetivo. Mientras, nos dejó a los lectores loquísimos con semejante despliegue de inconstancia.

Resultado de imagen de what is happening tumblr

Por otro lado, los personajes están recién salidos del molde. Chico que parece acercarse a un POC pero no queda muy claro tampoco, y chica blanquita como la leche (y no os lo perdáis, ella pertenece al pueblo invasor, el que quiere aplastar al de su amorcete, ¿os suena esto de algo?). Ah, y relación heterosexual no vaya a ser que alguien se ofenda. Lo que a mí sí que me ofende es que, a pesar de lo manoseados que están este tipo de protagonistas, la autora consiguiera construirlos medianamente bien, y que en el segundo tomo los planchara. En otras palabras, ¿por qué pegarse un tiro en el pie intencionadamente?

La construcción del mundo es un poco flojita, pero como tampoco está creando nada innovador (tres países vecinos con sus rencillas y políticas contrapuestas), puedes pasarlo por alto. La trama principal, que ahora os analizaré un poco, es, por decirlo llanamente, mierda pura. Las tramas secundarias (la estrategia política y militar, el peso de la cultura y el idioma cuando dos pueblos tienen que convivir, cómo difieren las economías según el clima y la historia de ese territorio y cómo esta puede ser una ventaja o una desventaja en una guerra, la geografía y cómo puede ser usada en un conflicto), son inteligentes, están muy bien llevadas a lo largo de los tres tomos, de tal forma que cuando hay alguna gran revelación no te parece que se lo hayan sacado de la manga, sino que puedes ver cómo la autora lo ha ido trabajando en silencio durante bastantes capítulos ya. En definitiva, un gran desperdicio.

Resultado de imagen de shaking head gif

McGonagall does NOT approve.

No me hagáis hablar del segundo libro bueno, va, lo haré donde la trama principal tiene más peso. Ay, la trama principal. Creo que todos conocemos de sobra esa sensación de que el hilo amoroso de la historia NO debería estar, bajo ningún concepto, en primera línea, habiendo como hay tramas secundarias mucho más interesantes, que denotan un trabajo en la sombra mucho más exhaustivo. Por poneros un ejemplo, es como si vais al cine, y delante de vosotros, tapándoos la parte central de la pantalla, se pone una parejita a besarse durante toda la película. Esta es la sensación que me ha salpicado parte del primer y tercer libro, y las 400 y pico páginas del segundo.

Resultado de imagen de third wheel gif

Al decir esto, quiero aclarar una cosa: no estoy en contra de las historias de amor. No voy a condenar a un género entero solo porque una pila de libros de juvenil me esté sacando de mis casillas. Hay una diferencia muy grande entre escribir romántica y escribir un libro donde una de las tramas es romántica, y me explico: si estás escribiendo un romance asegúrate de que esa trama o es la única, o es lo suficientemente potente como para ser la principal, porque si no cumples uno de estos dos requisitos, el intento te va a salir rematadamente mal como ha sido el caso.

En resumidas cuentas, no os molestéis en leer esta trilogía. Es probable que ya hayáis leído esta historia en otro libro diferente. Vuestro tiempo, como el mío, es precioso. Aseguraros de que lo empleáis bien (claro que, si os gustan este tipo de historias, enhorabuena, tenéis tres títulos nuevos que añadir a vuestra colección, yay). Ah, y no os dejéis engañar por las valoraciones de Goodreads, son muy traicioneras.

¡Feliz domingo!

PD: Tardaré años en volver a reseñar juvenil fantástica. Si por algún casual veis que he subido una, agarraos fuerte, porque será que he encontrado el Santo Grial de este género.

Resultado de imagen de holy grail gif

No este Santo Grial, ¿eh? Que os veo venir.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Reseñas, Sin categoría y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s