Próxima parada: diversidad.

Es algo realmente increíble ver cómo funciona la mente humana cuando tenemos un libro delante. Hagamos un experimento tomando un ejemplo cualquiera: “[…] Ella agitó su larga melena trenzada, y con un ademán lánguido le exhortó a que se acercara. Tan solo quedaban ellos dos en la habitación, mirándose fijamente a través del caos reinante. Unos grandes ojos color topacio haciendo frente a otros que más bien parecían dos ojos de tigre […]”.

¿Qué habéis imaginado? ¿Cómo era esta chica, físicamente? ¿A quién miraba? Estoy seguro de que si os preguntarais entre vosotros nadie coincidiría. Yo, por mi parte, he escrito esas tres frases pensando en una chica de piel negrísima y pelo recogido en miles de trencitas de colores, sus ojos son los que yo he descrito como “ojos de tigre”, una gema de tonalidades doradas; y quién le devuelve la mirada desde el otro lado de la habitación es su perro que acaba de hacer alguna trastada.

BEHOLD! El gif que me inspiró.

Y cada uno de vosotros, no solo ha imaginado un contexto diferente, sino también un personaje radicalmente opuesto al mío. Muchos, sin quererlo, habéis creado una imagen mental de una chica de pelo largo, liso y trenzado, de piel blanca y ojos azules; mirando a un chico con el que tiene un problema no resuelto. ¿Os he engañado, entonces? La respuesta es que no. Yo no, al menos. Todos los libros (o al menos más de tres cuartas partes) que habéis leído hasta ahora lo han hecho. Por la sencilla, y al mismo tiempo descorazonadora, razón de que aún estamos muy, muy lejos de crear personajes variados. Falta diversidad en cantidades ingentes en la literatura juvenil e infantil.

¿¡Por qué no hay más tipos de personajes diferentes cuando, si miras a tu alrededor, lo primero que salta a la vista es que hay gente de todas las razas, orientaciones religiosas, políticas, sexuales, en todos lados, a todas horas!? ¿¡Por qué no estamos reflejando esta realidad increíblemente rica y diversa, probablemente la más rica y diversa que hemos tenido nunca, en nuestros libros!? ¿¡No merecemos todos y cada uno de nosotros, independientemente de dónde vengamos o de qué color sea  nuestra piel o nuestros ojos, independientemente de qué preferencias tengamos; vernos reflejados en todas esas historias que leemos!? Desgraciadamente, no tengo respuesta para todas esas preguntas. En cambio, sí puedo deciros un puñado de cosas que cambiarían si empezáramos a hacer llegar a los lectores jóvenes (y no tan jóvenes) personajes un tanto diferentes a los que están acostumbrados a leer. Si empezáramos a crear personajes con los que todo niña o niño se sintiera identificado.

Evitemos esto a toda costa, plis.

Cuántas cosas cambiarían si una niña empezara a leer un libro en el cual su protagonista es también una niña, de más o menos su edad, que se dedica a salvar el mundo inventado aparatos y máquinas, pero que también es capaz de defenderse cuerpo a cuerpo cuando la ocasión lo requiere. Quizás así (cambiando también otras cosas que separan a los niños de las niñas desde su más tierna infancia), más niñas se sintieran inclinadas hacía las ingenierías o la física. Y pensad más allá, imaginad que esa niña se encuentra dentro de estas sociedades donde las mujeres tienen un rol establecido, y la mayoría lo asumen sin plantearse siquiera que existen otras alternativas. Pero la lectura de ese libro le hace querer ser algo más, le proporciona un sueño diferente al resto. Imaginad que ese libro le muestra que es posible, que su sueño es realizable. Imaginad.

Cuántas cosas cambiarían si un niño empieza a darse cuenta que a él no le gustan las chicas, como al resto de sus amigos, sino que le atraen más los chicos. Imaginad que en ese momento lee un libro en el que al personaje le pasa justo lo mismo, y en esa historia encuentra una explicación: que el amor viene en un número infinito de formas y que todas son igualmente válidas. Aún mejor, imaginad que ese libro lo lee un chico heterosexual, y ve, siente y experimenta lo mismo que el personaje gay, y se da cuenta de que el sentimiento es el mismo, aunque lo dirijan hacia diferentes personas. Imaginad qué generación se estaría gestando. Imaginad. Así que venga, empecemos a cambiar el mundo. Escribamos sobre personajes homosexuales, transexuales, asexuales, bisexuales, pansexuales. Sobre gente negra, marrón, amarilla, blanca, roja, verde (¿?); de África, de India, de China, Latinoamérica, Siberia, Texas. Judíos, hebreos, ateos,musulmanes, cristianos, budistas, agnósticos. Cread personajes gordos, con problemas de acné, o piel impoluta. Rubios, pelirrojos, morenos, con el pelo de colores inverosímiles. Flacos, con alguna discapacidad o enfermedad mental. Jóvenes, viejos, niños o de mediana edad. Escribid sobre cada persona que pueda habitar este planeta. Coged la batidora y mezclad rasgos, no importa lo que salga. Escribid sobre tradiciones, fiestas, creencias, puntos de vista, orientaciones, idiomas. Ponedlos en boca de alguien de quien jamás se esperaría. Experimentad. Haced que los lectores más reticentes se sientan incómodos, obligadlos a que se hagan preguntas, a que cuestionen lo establecido.

Y si no sois escritores, sino lectores como yo, impulsemos este movimiento. Leed de forma rica y variada, experimentad, buscad nuevas fórmulas, nuevos sabores. Pero sobre todo, leed. Espero que algún día, cuando os encontréis una descripción tan vaga y abierta a interpretaciones como la de arriba, os veáis vosotros reflejados en ella. Aquí os dejo unas cuantas listas de libros con los que podéis empezar:

¡Feliz domingo! 😀

PD. Con toda esta parrafada no quiero decir que se deje de escribir sobre los personajes que habitualmente estamos acostumbrados a ver (blancos, de piel increíble, occidentales, etc.), sino que sea tajo parejo, y todos tengan derecho a su porción.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Literatura, Tengo la manía de opinar y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s