El milagro de la ciencia ficción.

Hacía ya un tiempo que no pasaba por aquí para daros un poco la brasa, y creo que va siendo hora de recordaros que este blog existe. El tema de hoy es principalmente literario, aunque tiene varias vertientes, especialmente en el cine. Sí, mis queridos amigos, hoy pienso hablaros de uno de los géneros literarios que más me gustan: la ciencia ficción.

Tal vez podamos resumir lo que es la ciencia ficción diciendo que fue creada por una panda de científicos hartos de que las revistas de ciencia no les publicaran sus artículos por falta de pruebas y rigor. Fue entonces cuando decidieron exponer sus ideas, hipótesis y teorías en un marco completamente ficticio y jugar con ellas. Desarrollarlas sin hacer uso del método científico, pero llegando a conclusiones completamente válidas. Sin comprobar, cierto. Hipotéticas, cierto. Pero válidas. Si lo pensáis detenidamente, os vais a dar cuenta de que se pueden crear historias fantásticas con este tipo de material. Historias que te van a dejar con la boca abierta y la cabeza hecha un lío.

Puede que esta no sea una definición muy rigurosa, pero me hace gracia imaginarme que algo así pudo ocurrir. El segundo pilar de la ciencia ficción es el que hoy quiero discutir: el hecho de que todo aquello que podamos imaginar, podemos llevarlo a cabo. Puede que no inmediatamente. Puede que pasen años, siglos, antes de que contemos con el material y la base científica necesaria para crearlo, pero antes o después, ocurrirá. Tan solo tenemos que imaginarlo. Esa es la principal arma de los escritores de ciencia ficción. Su imaginación. También sus conocimientos, claro. Y esa extraña pero fascinante capacidad que tienen estos científicos e investigadores para explicar conceptos muy complejos de forma muy sencilla. Así que, remontémonos al origen. Julio Verne, por ejemplo. Predijo la llegada del hombre a la Luna. Casi cien años después, bam. Hombre en la Luna. Y como este, hay muchos ejemplos más, aquí os dejo una lista bien jugosa para que vuestra curiosidad se vea satisfecha:

Los libros de todos estos escritores (Isaac Asimov, H. G. Wells, George Orwell, Arthur C. Clarke, Ray Bradbury, etc.) son auténticas joyas. De esas que se saborean con cuidado y despacio, sin prisas. Absorbiendo cada palabra y asimilando las posibles implicaciones de lo que se describe. Tal vez sea eso lo que hace que, en algunos casos, la ciencia ficción se muestre más apetecible que la fantasía o la distopía; el hecho de que en un futuro todo lo escrito pueda hacerse realidad.

Yo, por mi parte, sigo esperando para visitar el planeta Términus y a sus enciclopedistas.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Literatura, Un petit peu de todo y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a El milagro de la ciencia ficción.

  1. carlosbartol dijo:

    Genial la infografía y más que genial la referencia a “Fundación”. Sigue así =)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s