Kurt Cobain y una carta de despedida.

Todo devoto del rock y sus variantes. Todo aquel que haya nacido en los 80 y 90. Todo aquel que tenga un mínimo de cultura musical y, por qué no, general; sabe quién fue Kurt Cobain. Tal vez muchos no sepan que fue fundador y, por extensión, miembro de Nirvana. Tal vez hayan oído sus canciones por la radio sin asociarlas en ningún momento al grupo, mucho menos al cantante y compositor. Algunos saben que determinadas canciones fueron himnos de una generación. Otros pocos saben que pertenece al funesto “Club de los 27”, y que este año se cumplen 20 años de su muerte. Hoy habría cumplido 47. Pero se suicidó.

En esta entrada no quiero hablar de su música, aunque esté estrechamente relacionada con su vida, que es, en parte, de lo que sí quiero hablar.

Un par de líneas más arriba os he mencionado el “Club de los 27”. El club de aquellos rockeros muertos a esa temprana edad. Janis Joplin, Brian Jones, Jimi Hendrix, Jim Morrison, Amy Winehouse… Kurt Cobain. Son los más conocidos. A excepción de este último y de Jones, todos murieron por sobredosis de algún tipo de droga. El precio de la fama se podría decir. Otros prefieren lo poético y añaden que sólo almas torturadas, mentes tocadas, podrían haber compuesto lo que compusieron. Que el “live fast, die young” era el único destino posible para ellos. Tal vez fuera un poco de todo, no quiero meterme en esa discusión porque no es el propósito de este post. Yo tan sólo quería hacer notar lo diferente que fue la muerte de Kurt Cobain a la del resto. Se suicidó, sí. Precio de la fama, sí. Alma torturada, también. Pero, ¿habéis leído su carta de despedida? ¿Se os ha ocurrido indagar, buscar, entender, cuáles fueron las razones que le llevaron a quitarse la vida?

Kurt Cobain era un tipo lúcido, inteligente. Tal vez no de ese tipo de inteligente que entiende las matemáticas, la física; pero sí ese inteligente que entiende, de algún modo, lo que le rodea. Leer su carta por primera vez me partió el corazón, pero al mismo tiempo me aterró. Me aterró encontrarme a mí misma entre sus líneas. Descubrir que las cosas que dice, hasta cierto punto, son reales para mí. Que en algún punto lo he pensado. Pero ojo, su carta va más allá de una simple despedida. Es una reflexión en toda regla, sobre sí mismo, sobre su vida, sobre sus principios. En ningún momento se queja de la vida que lleva. En ningún momento menciona su muerte, aunque ese sea el propósito final de la carta. La diferencia entre él y yo, entre él y el resto del mundo es que él aceptaba la cruda realidad, y la tenía por irremediable. Era demasiado realista, si preferís esa palabra.

A Kurt Cobain se le rompió el motor que le hacía seguir adelante. Nunca sabremos si él falló al mundo, o el mundo le falló a él. Jamás me atreveré a decir que suicidarse fuera la salida fácil. Rendirse y no cargar con las consecuencias. Un acto de cobardía en definitiva. Tampoco diré que fue valiente. No puedo juzgar un acto como ese, tan sólo me remitiré, una vez más, a su carta, que me recuerda al filo de un cuchillo. Cortante, fría, metálica. Pero al mismo tiempo tan real, tan humana, que duele leerla.

Tal vez esto no sea un homenaje convencional pero, hacedme caso, a mi manera, lo es.

 

 

(Para todo aquel que tenga curiosidad por leer la carta, aquí os la dejo.)

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Tengo la manía de opinar, Un petit peu de todo y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Kurt Cobain y una carta de despedida.

  1. carlosbartol dijo:

    No conocía la carta. Impresionante. Gracias por compartirla =)

  2. Hace unos días en el telediario hablaban del aniversario del último concierto que dieron juntos. Es más bonito recordar esa fecha, la de la última vez que una banda, te guste o no, se subió a un escenario. Digo te guste o no porque Nirvana, indudablemente, ha pasado a formar parte de la historia universal de la música, creando incluso una escuela propia mil veces imitada.
    Gracias por tu sabia arqueología musical, GRAN PAT.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s