Los libros que me hicieron llorar.

Aunque no lo parezca, hice este blog pensando en que sería principalmente literario, pero una se deja llevar y al final… Pues pasa lo que pasa. Pero oye, la intención es lo que cuenta y voy a retomar la senda que en un principio pensaba seguir. Así que, después de un tiempo sin escribir, haré mi reaparición estelar hablando de los libros que me hicieron llorar.

Siempre he pensado que no es difícil que una película haga que se te caigan unos lagrimones como el puño. Lo tiene todo a su favor: la banda sonora, personajes reales, paisajes idílicos, diálogos magistrales… Al final, quieras o no, te empiezan a picar los ojos, disimulas como puedes pero, mierda, allá va una lagrimilla, espera que me la limpio con disimulo… Resumiendo, que acabas llorando. Pero, ¿qué hay de los libros? Es mucho más difícil que un libro te emocione hasta ese punto. No tiene música que te toque la fibra sensible. Todo el escenario es producto de tu imaginación, así como los personajes, por lo cual es mucho más difícil crear la ilusión de que eso pueda ser real.

Aquí es donde entra en juego la capacidad narrativa del escritor. Para que al final llores, tiene que “trabajarte” durante toda la historia. Tiene que atarte a esos personajes y hacerte sentir todo lo que ellos sienten. Eso no es tarea fácil, crear una historia que la sientas tan real que al final te haga daño, porque sí, te machaca emocionalmente. Así que, efectivamente, con esto estoy queriendo decir que, si al final has conseguido que parezca una fuente en vez de una persona, enhorabuena, has escrito un señor libro.

¿Qué libros me hicieron eso a mí? Sólo hay cuatro que hayan conseguido asaltar la fortaleza, y son:

  • En el corazón del bosque, de Emily Murdoch. Fue el primero de todos, lo leí cuando era muy pequeña y la forma en la que pinta la amistad esta autora consiguió que mi yo de diez años acabara con el corazoncito roto.
  • El retorno del rey, de J. R. R. Tolkien. No acabo de entender por qué, siendo franca. Yo creo que fue el hecho de saber que no habría más Tierra Media. Me encantó la saga…
  • La elegancia del erizo, de Muriel Barbery. Aparte de ser uno de los mejores libros que he leído en estos últimos años, la profundidad de sus reflexiones y, claro está, el final de la historia, fue demasiado para mí.
  • Bajo la misma estrella, de John Green. Sé que este libro está muy de moda, y me parece fantástico. Todo el mundo debería leerlo, de verdad (¿a qué estáis esperando?). Yo, por mi parte, tuve cierta dificultad en acabar las últimas diez páginas debido a la cortina de agua.

Si por algún casual alguno de vosotros hubiera pasado por una experiencia similar, quisiera darle mi más sincera enhorabuena, porque no ha encontrado un libro. Ha encontrado un tesoro.

 

En fin, ¡esto ha sido todo por mi parte! En el caso de que alguien quiera compartir sus experiencias acuosas, no tenéis más que dejar un comentario. ¡Feliz martes!

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Literatura y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Los libros que me hicieron llorar.

  1. Sólo por curiosidad me he puesto a revisar en las estanterías los libros que me han hecho llorar en algún momento y ¡argh! ¡Soy una llorona!

    Ray Bradbury me hace llorar casi siempre. Hay un relato en concreto dentro de “Crónicas marcianas” que me puede. Da igual las veces que me lo lea ;w;
    “Mi querido Tim” también me pegó fuerte. Lo leí de pequeña y ¡buf! Después de seguir al dichoso gato arriba y abajo durante toda su vida al final, quieras que no, le coges cariño. Además fue el libro que me aficionó a leer biografías de gatos (véanse: “Dewey” o “Diario de un gato asesino” (el último es genial)).
    “Un mundo feliz”. La verdad -y aunque quede horrible decirlo- es que no recuerdo mucho de este libro. Es lo que pasa cuando lees en el metro vov Pero sí me acuerdo de que al final me puse a llorar como una tonta -sí, sí, también en el metro, por supuesto xD-.
    “La vidente y la espada”. ¡Este libro es precioso y punto! La pena es que esté descatalogado. Afortunadamente siempre nos quedarán las bibliotecas >w.<!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s