Música enlatada.

No será la primera ni la última vez que tengo una discusión con alguien respecto a si la música que suena hoy día por la radio es música buena, o es simplemente “ruido”.

La tendencia general es asumir que, como los tiempos avanzan, los aspectos culturales (como es la música), deben hacerlo también. Que así como se ha pasado de las cartas a los e-mails, de las llamadas a los whatsapps, la música tenía que dar un salto hacia delante. ¡Y, claro que tiene que hacerlo! Es el curso natural de las cosas, el continuo cambio. Lo que yo no me esperaba es que ese salto fuera hacia atrás. Un retroceso de proporciones nada desdeñables.

Analicemos con cuidado el panorama musical del momento. Y cuando digo panorama musical actual me refiero a lo que está a la vista (en este caso, al oído) de cualquier persona de a pie. En resumidas cuentas, hablemos de lo que suena por la radio. De todos modos, antes de empezar a desgajar cada matiz que os quiero comentar, debo advertir que estaré excluyendo en todo momento a aquellos grupos actuales que sí se ciñen a lo que yo considero buena música. Que para mi alegría o para mi desgracia, hace falta excavar muy hondo para dar con ellos. También debo añadir que con esto no pretendo ofender a nadie, que mi crítica va dirigida al negocio musical única y exclusivamente.

Este año el fenómeno musical, para mi horror, ha sido “Blurred Lines” de Robin Thicke. Es, además, el perfecto ejemplo de lo que no se puede considerar buena música. Empecemos por la elaboración de la base melódica. ¿Hoy día como se hace la música comercial? Ponemos una base machacona, un par de acordes aquí y allá, nos aseguramos de tener una buena voz, una buena imagen y una millonaria campaña publicitaria. Y está hecho. Ni siquiera la persona que va a cantar esa canción está involucrada en el proceso de creación, tan sólo se le exige que interprete un papel. ¿Qué nos quieren transmitir las letras? Este es el punto álgido, el aspecto que más me desespera, porque las letras no buscan lanzar un mensaje. Las usan casi, casi como acompañamiento musical. Y si de verdad tienen mensaje, es un mensaje banal, superficial e inocuo. O siguiendo con nuestro ejemplo, aún peor, misógino. Las letras nos hablan de amores de dos días, de amores superficiales que sólo valen la pena si hay una cara bonita. O peor aún, supuestos amores que convierten en objetos a las personas. Por no hablar de los videoclips, ahí ya ni quiero meterme.

Ahora retrocedamos en el tiempo, al siglo pasado, y hagamos el mismo análisis. Por aquel entonces los músicos eran músicos de verdad, tocaban varios instrumentos, sabían componer. Escribían ellos mismos sus canciones y no eran para nada ajenos a lo que ocurría a su alrededor. Su música tenía una base sólida, un patrón. Las notas y los acordes se entrelazaban para dar una melodía. Cada grupo tenía su seña de identidad. Llenaban estadios porque escuchar su música era verse encima de la alfombra de Aladdín, la riqueza de sonidos era excepcional. ¿Y sus letras? Hablemos de “Another Brick in the Wall” de Pink Floyd, o de “My Generation” de los Who. “Smells Like Teen Spirit” de Nirvana, “I Want to Break Free” de Queen. Podría seguir indefinidamente, porque todos reconocéis esas canciones como himnos generacionales que aún perviven. ¿Y cómo es que aún sobreviven a pesar de haber pasado veinte, treinta años? Porque su calidad musical es sobresaliente, y sus letras, son letras con las que aún podemos identificarnos.

Creo que ha quedado clara mi posición respecto a este asunto. Lo cual no quiere decir que yo juzgue a las personas que escuchan esta “música enlatada”, como yo la llamo. Cada cual tiene sus gustos y es libre de escuchar lo que quiera. Yo critico a las personas detrás de esta industria, por permitir que la cultura musical de hoy día sea esta, y por no dar oportunidades a aquellos que de verdad merecen ser oídos, por su esfuerzo, por su trabajo y por su calidad.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Tengo la manía de opinar y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Música enlatada.

  1. Esperamos leer muchas entradas en tu blog!!! Genial!
    Besos
    L

  2. Muy interesante lo que escribiste, yo hace poco tuve una charla parecida con mi profesor de guitarra. Pareciera que la mayoria de la musica de antes supera a la de ahora… ¿Qué no esperará dentro de diez o veinte años? Igual hay musica buena, para buscar buenas bandas hay que buscar mucho, por suerte esto nos lo facilita internet. Por cierto, que buenos gustos tenés che, suerte.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s